En estos días he tenido la oportunidad de revisar la biografía de Miles Lanier Colean.
Economista y arquitecto, ya en la década de los cincuenta del siglo pasado, Mr. Colean acuñó el término de Renovación Urbana.
Por entonces Mr. Colean comenzó en Estados Unidos su periplo profesional ligado directamente a la reconversión de las edificaciones, equipamientos e infraestructuras. Trabajó en parcelas de su ámbito, tan dispares como la elaboración de estándares de edificación para los constructores o impulsando programas financieros para su desarrollo. Lo hizo como consejero del presidente Eisenhower o presidiendo el Grupo de Trabajo para la Renovación Urbana en el mandato de Richard Nixon. Con su trabajo se repetía la historia cuando, por poner un ejemplo, en el siglo XIX se acometieron obras de rehabilitación y saneamiento de barrios obreros, o se mejoraron barriadas para su uso en condiciones habitables.
Al margen de apuntes bibliográficos y memorias de personajes relevantes como el que cito, lo que resultó necesario visto desde la perspectiva de Mr. Colean, pasa por ser necesario en nuestras ciudades a día de hoy. Pasada la crisis de la pasada década en el sector de la edificación y afrontando la difícil situación actual, los tiempos nos deben llevar por incidir en la importancia de trabajar en la Renovación de las edificaciones y de los espacios urbanos ya consolidados, como base de desarrollo para los próximos años.
Son de vital importancia tareas indispensables tales como adecuar tramas urbanas para la accesibilidad universal, reformar edificaciones para nuevos usos necesarios o reconvertir
viviendas en condiciones precarias a espacios públicos interpretados como tales en los instrumentos de planeamiento, salvaguardando en todo caso los derechos de propiedad y acceso a la vivienda de sus propietarios. Todo ello sin agotar más suelo ni recursos y colaborando de paso en la lucha por la sostenibilidad y medio ambiente.
Durante el corto tiempo de actividad de apenas tres años, URBERENOVA ha participado activamente en la Renovación Urbana. Hemos colaborado con ayuntamientos como Santa
Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna en mejorar instalaciones deportivas o en adecuar espacios para la accesibilidad. Hemos atendido la iniciativa privada y la administración de fincas. También iniciado renovaciones en edificaciones para usos diversos, como el comercial, industrial o el de vivienda de primera residencia o de vivienda turística. Con nuestros clientes hablamos de sus aspiraciones y proyectos en su idioma. Nos mueve proyectar, nos priva alcanzar el mejor resultado y admirar la buena ejecución de la obra terminada.
URBERENOVA es Arquitectura, es Renovación Urbana, es progreso…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido